¿Es seguro limpiar el cepillo de dientes con agua oxigenada?

¿Mito o realidad?: ¿Es seguro limpiar el cepillo de dientes con agua oxigenada?

El agua oxigenada tiene propiedades desinfectantes, antisépticas y blanqueadoras, por ello existe una creencia popular sobre las bondades de limpiar el cepillo de dientes con agua oxigenada.

¿Usar agua el agua oxigenada en dientes y encías?

El uso habitual del agua oxigenada no es recomendable ya que puede causar irritación en la lengua, el paladar o las encías. Además, puede dañar coronas, empastes o implantes dentales.

¿Se puede limpiar el cepillo de dientes con agua oxigenada?

Se puede limpiar un cepillo de dientes con agua oxigenada de manera puntual o con una frecuencia muy baja, controlando las proporciones y teniendo en cuenta los riesgos que entra el uso del peróxido de hidrógeno para nuestra salud bucodental.

Para realizar una limpieza optima consistiría en sumergir el cepillo de dientes en agua oxigenada diluida al 1% durante un minuto.

Existe la alternativa de sumergirlo en un desinfectante o enjuague antibacteriano.

Siempre es más recomendable cambiar de cepillo frecuentemente. También guardarlo sin tapar, separado de otros cepillos, en posición vertical para que se seque al aire, impidiendo así el crecimiento bacteriano, al que le favorece la humedad.

El agua oxigenada es buena para los dientes

Otros usos de agua oxigenada en odontología

Aparte de la desinfección del cepillo de dientes, las propiedades antisépticas y blanqueadoras del agua oxigenada favorecen su uso en tratamientos dentales profesionales y en remedios caseros que no son tan recomendables:

Blanqueamiento dental casero

La gran mayoría de los tratamientos de blanqueamiento prescritos por el dentista, contienen peróxido de hidrógeno como elemento principal, pero se realizan de manera controlada por un profesional cualificado.

Últimamente se ha experimentado un auge de publicaciones en redes sociales, como TikTok, con consejos y remedios caseros que pretenden sustituir tratamientos profesionales, ya sea por su bajo coste o facilidad de preparación, pero que entrañan riesgos para nuestra salud bucodental.

En concreto, se trata de utilizar un hisopo de algodón para aplicar agua oxigenada diluida directamente sobre los dientes para blanquearlos. Esto puede causar irritación y abrasión de las membranas mucosas, así como abrasión del esmalte dental, lo que aumenta la sensibilidad de los dientes permanentes.

Pasta de dientes casera

La mezcla de bicarbonato sódico y agua oxigenada como pasta de dientes casera, puede provocar una abrasión excesiva, desgastando el esmalte dental e irritando las encías.

Conclusión

Es importante usar las proporciones adecuadas para que sea más útil que dañino. Por ello, cualquier remedio casero para usar en el hogar, debe ir acompañado de una consulta al profesional para que éste pueda determinar la forma de tratamiento más segura y efectiva.

Siempre es más seguro utilizar, bajo la recomendación del dentista, productos disponibles en el mercado con las cantidades controladas, seguras y efectivas de peróxido de hidrogeno.

Leave a reply